Literatura Universal

IES "El Tablero"

1.2.- Teatro isabelino.

INTRUDUCIÓN

El teatro isabelino (1558-1625) es una denominación que se refiere a las obras dramáticas escritas e interpretadas durante el reinado de Isabel I de Inglaterra ([reina desde 1558 hasta]-1603), y se asocia tradicionalmente a la figura de William Shakespeare (1564-1616). El teatro isabelino era popular, pero tenía mala reputación. Las autoridades de Londres lo prohibieron en la ciudad, por lo que los teatros se encontraban al otro lado del río Támesis, en la zona de Southwark o Blackfriars, fuera de la competencia de las autoridades de la ciudad.

Estos teatros inspirados en su origen en los circos de la época para la lucha entre osos o perros o en las posadas, baratos establecimientos de provincias, el edificio teatral consistía en una construcción muy simple de madera o de piedra, a menudo circular y dotada de un amplio patio interno, cerrado todo alrededor pero sin techo. Tal patio se convirtió en la platea del teatro, mientras que las galerías derivaron de las balconadas internas de las posadas. Cuando la posada o el circo se convirtieron en teatro, poco o nada se cambió de la antigua construcción: las representaciones se llevaban a cabo en el patio, a la luz del sol. El actor isabelino recitaba en el medio, no delante de la gente: de hecho, el escenario se “adentraba” en una platea que lo circundaba por tres lados (sólo la parte posterior se reservaba a los actores quedando a resguardo del edificio). Como en la Edad Media, el público no era simple espectador, sino que participaba en el drama. La ausencia de los “efectos especiales” refinaba la capacidad gestual, mímica y verbal de los actores, que sabían crear con maestría lugares y mundos invisibles (la magia de Próspero en La tempestad alude metafóricamente a esta magia “evocativa”).

Entre la 2.ª y la 3.ª planta del escenario se solían situar los músicos. El aforo era entre 1.500 y 2.000 espectadores. No existían interrupciones entre acto y acto ya que era escasa la escenografía. El mobiliario y los objetos daban la ubicación de la acción (un trono era la corte, una mesa de taberna, una taberna, etc.).

Las compañías y los actores

Para construir un personaje veraz, humanamente cercano a la gente, no se consideraba necesario utilizar grandes vestuarios ni ser arqueológicamente fieles a los hechos históricos.

Las compañías funcionaban sobre un sistema de repertorio. Raramente interpretaban la misma obra dos días seguidos.

Emplear a actrices estaba prohibido por la ley, y así se mantuvo durante el siglo XVII, incluso bajo la dictadura puritana. Los personajes femeninos eran entonces representados por muchachos. Pero esto no disminuyó el éxito de las representaciones, como prueba el testimonio de la época y las continuas protestas contra las compañías teatrales por parte de los administradores puritanos de la City.

Era un teatro que funcionaba por compañías privadas y formadas por actores, que pagaban a los autores para interpretar su obra y a otros actores secundarios. Algunos alquilaban el teatro y otros eran propietarios del mismo. Cada compañía tenía un aristócrata, que era una especie de apoderado moral. Sólo la protección acordada por el grupo de actores con príncipes y reyes -si el actor vestía su librea no podía ser de hecho arrestado – pudo salvar a Shakespeare y a muchos de sus compañeros de las condenas de impiedad lanzadas por la municipalidad puritana. Una ley de 1572 eliminó las compañías que carecían de un patrocinio formal al considerar a sus miembros “vagabundos”. El nombre de muchas compañías teatrales derivan de esta forma de patrocinio: The Admiral’s Men y The King’s Men eran “los hombres del almirante” y “los hombres del soberano”. Una compañía que no hubiese tenido un poderoso mecenas a sus espaldas podía encontrarse en una serie de dificultades y ver sus espectáculos cancelados de un día para otro.

A estos problemas se añade que, para los actores, el salario era muy bajo.

El Consejo Real tenía que dar el visto bueno a todas y cada una de las obras ya que existía la censura respecto a temas morales como el sexo, la maldad, las manifestaciones contra Dios, la Iglesia, etc.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario

1.1.- Shakespeare y su época

Lo que sigue a continuación es el trabajo presentado por dos de vuestros compañeros:

VIDA.

Fue bautizado en Stratford-upon-Avon, el 26 de abril de 1564 y murió el 23 de abril de 1616, poco antes de cumplir los 52 años.

Dramaturgo y poeta inglés. Tercero de los ocho hijos de John Shakespeare, un acaudalado comerciante y político local, y Mary Arden, cuya familia había sufrido persecuciones religiosas derivadas de su confesión católica.

William Shakespeare cursó probablemente sus primeros estudios en la escuela primaria local, la Stratford Grammar School, en el centro de su ciudad natal, en la que estudió lenguas clásicas.

El 28 de noviembre de 1582, cuando tenía 18 años de edad, Shakespeare contrajo matrimonio con Anne Hathaway, de 26 años.

El 26 de mayo de 1583, la hija primogénita de la pareja, Susanna, fue bautizada en Stratford. Un hijo, Hamnet, y otra hija, Judith, nacidos mellizos, fueron asimismo bautizados poco después, el 2 de febrero de 1585.

En 1596, con sólo once años de edad, murió Hamnet, único hijo varón del escritor, quien fue enterrado en Stratford el 11 de agosto de ese mismo año. Algunos críticos han sostenido que la muerte de su hijo pudo haber inspirado a Shakespeare la composición de Hamlet.

La andadura de Shakespeare como dramaturgo empezó tras su traslado a Londres, donde rápidamente adquirió fama y popularidad en su trabajo para la compañía Chaberlain’s Men, más tarde conocida como King’s Men, propietaria de dos teatros, The Globe y Blackfriars. También representó, con éxito, en la corte.

EL PROBLEMA DE AUTORÍA.

Casi ciento cincuenta años después de la muerte de Shakespeare en 1616, comenzaron a surgir dudas sobre la verdadera autoría de las obras a él atribuidas. Los críticos se dividieron en “stratfordianos” (partidarios de la tesis de que el William Shakespeare nacido y fallecido en Stratford fue el verdadero autor de las obras que se le atribuyen) y “anti-stratfordianos” (defensores de la atribución de estas obras a otro autor). La segunda posición es en la actualidad muy minoritaria.

Los documentos históricos demuestran que entre 1590 y 1620 se publicaron varias obras teatrales y poemas atribuidos al autor ‘William Shakespeare’, y que la compañía que representaba estas piezas teatrales tenía entre sus componentes a un actor con este nombre. Se puede identificar a este actor con el William Shakespeare del que hay constancia que vivió y murió en Stratford, ya que este último hace en su testamento ciertos dones a miembros de la compañía teatral londinense.

Los llamados “stratfordianos” opinan que este actor es también el autor de las obras atribuidas a Shakespeare.

Los llamados “anti-stratfordianos” discrepan de lo anteriormente expresado. Según ellos, el Shakespeare de Stratford no sería más que un hombre de paja que encubriría la verdadera autoría de otro dramaturgo que habría preferido mantener en secreto su identidad.

Durante el siglo XIX, el candidato alternativo más popular fue Sir Francis Bacon. El poeta y dramaturgo Christopher Marlowe se ha barajado también como alternativa, aunque su temprana muerte lo relega a un segundo plano.

Una de las razones principales por la que se cuestionó la autoría de Shakespeare fue la negativa a creer que un actor de Stratford on Avon hubiese podido escribir tales obras. Su origen rural no cuadraba con la imagen que tenían del genial autor. La mayoría de los supuestos escritores pertenecían a la nobleza o a otro estamento privilegiado.

RELIGIÓN.

Cinco años antes del nacimiento de Shakespeare, durante el reinado de Isabel I, la Iglesia de Inglaterra se separó definitivamente, tras un período de incertidumbre, de la Iglesia Católica. Por esa razón, los católicos ingleses fueron presionados para convertirse al anglicanismo, y se establecieron leyes para perseguir a los que rehusaban convertirse. Durante la época de Shakespeare existió una oposición importante y muy extendida a la imposición de la nueva fe. Algunos críticos han argumentado que Shakespeare era uno de estos opositores. Hay indicios de que algunos miembros de la familia del dramaturgo fueron católicos.

Aunque ninguna de estas teorías prueba de modo fehaciente que Shakespeare fuese católico, la historiadora Clare Asquith es de la opinión de que las simpatías de Shakespeare por el catolicismo son perceptibles en su escritura. Según Asquith, Shakespeare utiliza términos positivos, como “alto”, “luminoso”  o “justo”, para aludir a personajes católicos; y términos negativos -“bajo”, “oscuro”- para los protestantes.

CULTURA.

Shakespeare no accedió a una formación universitaria. En cierta manera, su escasa instrucción fue una ventaja, ya que su cultura no se moldeó sobre el patrón común de su tiempo. Los análisis de sus escritos revelan que fue un lector voraz. No destacó en absoluto por su currículo académico y, de hecho, sus estudios no alcanzaban las exigencias de su tiempo. En vez de inventar o apelar a la originalidad, tomaba historias preexistentes, como la de Hamlet, y le otorgaba aquello que le faltaba para la eminencia. Sin embargo, algunas de sus obras se instalan deliberadamente al margen de toda tradición, como los Sonetos.

ÚLTIMOS AÑOS.

Se dice que su matrimonio con Anne no era muy bueno pues fue bastante desdeñoso con ella en su testamento.

En las últimas semanas de la vida de Shakespeare, el hombre que iba a casarse con su hija Judith; un tabernero de nombre Thomas Quiney, que fue acusado de promiscuidad ante el tribunal eclesiástico local. Una mujer llamada Margaret Wheeler había dado a luz a un niño, y afirmó que Quiney era el padre. Tanto la mujer como su hijo murieron al poco tiempo. Esto afectó, no obstante, a la reputación del futuro yerno del escritor, y Shakespeare revisó su testamento para salvaguardar la herencia de su hija de los problemas legales que Quiney pudiese tener.

Shakespeare falleció el 23 de abril de 1616. Estuvo casado con Anne hasta su muerte, y le sobrevivieron dos hijas, Susannah y Judith. La primera se casó con el doctor John Hall. Sin embargo, ni los hijos de Susannah ni los de Judith tuvieron descendencia, por lo que no existe en la actualidad ningún descendiente vivo del escritor. Se rumoreó, sin embargo, que Shakespeare era el verdadero padre de su ahijado, William Davenant.

Siempre se ha tendido a asociar la muerte de Shakespeare con la bebida, murió, según los comentarios más difundidos, como resultado de una fuerte fiebre, producto de su estado de embriaguez .Al parecer, el dramaturgo se habría reunido con Ben Jonson y Michael Drayton para festejar con sus colegas algunas nuevas ideas literarias. Investigaciones recientes llevadas a cabo por científicos alemanes afirman que es muy posible que el escritor inglés padeciera de cáncer.

Los restos de Shakespeare fueron sepultados en el presbiterio de la iglesia de la Santísima Trinidad (Holy Trinity Church) de Stratford. El honor de ser enterrado en el presbiterio, cerca del altar mayor de la iglesia, no se debió a su prestigio como dramaturgo, sino a la compra de un diezmo de la iglesia por 440 libras.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario

3.1.- Resúmenes de los actos.

RESÚMENES DE LOS ACTOS.

Lo que sigue a continuación son los resúmenes de los actos de vuestros compañeros, más el fragmento elegido. No he corregido nada, así que no me hago responsable de las faltas de ortografía que existan. De cualquier forma, al menos algunos, son copiados directamente de alguna página web (lo que no implica que no tengan errores). Los actos que no aparecen no han sido enviados.

ACTO I

                                                           I ESCENA

Empieza una pelea en la plaza. Benvolio, el sobrino de Montesco, y Teobaldo, el sobrino de Capuleto, entran por lados opuestos y se unen a la pelea. Antes de enfrentarse, el Príncipe Escala llega y detiene la pelea. Dice en voz alta que quien se vuelva a enfrentar, se jugará la muerte con él. Poco después, Romeo aparece y tristemente le confiesa a Benvolio el amor que siente por una muchacha, que no le corresponde.

                                                           II ESCENA

El Conde París, amigo del Príncipe de Verona, le pide permiso a Capuleto para contraer matrimonio con su hija, Julieta. Capuleto le da permiso bajo la condición de que Julieta lo acepte. Como Capuleto va a  celebrar una fiesta, le dice a París que se lo insinúe a su hija durante el evento. Capuleto manda a uno de sus criados para entregar las invitaciones personalmente. El criado al no saber leer, les pide a Romeo y Benvolio, a quienes se encuentra en el camino, que le lean la lista de invitados. Como agradecimiento por ayudarlo, el criado invita a Romeo a la fiesta. Romeo, al ver el nombre de Rosalina en la lista, de quien está enamorado en secreto, obvio acepta.

                                                           III ESCENA

La Señora Capuleto le dice a Julieta que el Conde París quiere casarse con ella. También le dice que tendrá la oportunidad de conocerlo durante la fiesta de disfraces que se celebrará esa noche. Julieta tiene en mente  la elección que han hecho sus padres.

                                                           IV ESCENA

Romeo, Mercucio, y Benvolio se dirigen a la fiesta de disfraces.

                                                           V ESCENA

Tanto Romeo como su amigo Mercucio llegan con caras enmascaradas y buscan a la bella Rosalina por toda la fiesta. Romeo nota a Julieta y se olvida por completo de Rosalina. Sin embargo, Teobaldo, el sobrino de Capuleto, llega a escuchar a Romeo hablando con Julieta y le dice a su tío que un Montesco se ha atrevido a asistir a la ¡Error! Referencia de hipervínculo no válida.. Pero Capuleto no se altera. Le dice a Teobaldo que no se preocupe, que no quiere ningún enfrentamiento en su fiesta. Además, dice que Romeo parece ser un muchacho bastante decente. Romeo se acerca a Julieta y la besa, de momento es llamada por su nodriza. Romeo está más que sorprendido que Julieta es la hija del enemigo de su padre. Julieta queda igualmente pasmada cuando se entera por su nodriza de la verdadera identidad de Romeo.

Fragmento que yo he elegido del acto 1.

ROMEO Si con mi mano indigna he profanado tu santa efigie, sólo peco en eso: mi boca, peregrino avergonzado, suavizará el contacto con un beso.

JULIETA Buen peregrino, no reproches tanto a tu mano un fervor tan verdadero: si juntan manos peregrino y santo, palma con palma es beso de palmero.

ROMEO ¿Ni santos ni palmeros tienen boca?

JULIETA Sí, peregrino: para la oración.

ROMEO Entonces, santa, mi oración te invoca: suplico un beso por mi salvación.

JULIETA Los santos están quietos cuando acceden.

ROMEO Pues, quieta, y tomaré lo que conceden [La besa.] Mi pecado en tu boca se ha purgado.

JULIETA Pecado que en mi boca quedaría.

ROMEO Repruebas con dulzura. ¿Mi pecado? ¡Devuélvemelo!

JULIETA Besas con maestría.

AMA Julieta, tu madre quiere hablarte.

ROMEO ¿Quién es su madre?

AMA Pero, ¡joven! Su madre es la señora de la casa, y es muy buena, prudente y virtuosa. Yo crié a su hija, con la que ahora hablabais. Os digo que quien la gane, conocerá el beneficio.

ROMEO ¿Es una Capuleto? ¡Triste cuenta! Con mi enemigo quedo en deuda.

BENVOLIO Vámonos, que lo bueno poco dura.

ROMEO Sí, es lo que me temo, y me preocupa.

CAPULETO Pero, señores, no queráis iros ya. Nos espera un humilde postrecito. Le hablan al oído. ¿Ah, sí? Entonces, gracias a todos. Gracias, buenos caballeros, buenas noches. -¡Más antorchas aquí, vamos! Después, a acostarse.-Oye, ¡qué tarde se está haciendo! Me voy a descansar.

Salen todos [menos JULIETA y el AMA].

JULIETA Ven aquí, ama. ¿Quién es ese caballero?

AMA El hijo mayor del viejo Tiberio.

JULIETA ¿Y quién es el que está saliendo ahora?

AMA Pues creo que es el joven Petrucio.

JULIETA ¿Y el que le sigue, el que no bailaba?

AMA No sé.

JULIETA Pregunta quién es.-Si ya tiene esposa, la tumba sería mi lecho de bodas.

AMA Se llama Romeo y es un Montesco: el único hijo de tu gran enemigo.

JULIETA ¡Mi amor ha nacido de mi único odio! Muy pronto le he visto y tarde le conozco. Fatal nacimiento de amor habrá sido si tengo que amar al peor enemigo.

AMA ¿Qué dices? ¿Qué dices?

JULIETA Unos versos que he aprendido de uno con quien bailé.

Llaman a JULIETA desde dentro.

AMA ¡Ya va! ¡Ya va!-Vamos, los convidados ya no están.

 

ACTO II.

Resumen:

Primera escena– una vez acabada la fiesta de los Capuleto y los invitados ya fuera de la casa, Romeo se para en el balcón de Julieta. Benvolio y Mercutio buscan a Romeo, pero este está escondido entre los árboles, para poder salir cuando estos se marchen. Pero se cansan de buscar y se van de la casa de los Capuleto.

Segunda escena– Romeo está escondido en las sombras de la noche. Julieta sale a su balcón, y por sorpresa se encuentra a Romeo abajo. Durante un largo rato conversan sobre que deberían de hacer, porque ambos se aman. Julieta quiere que le demuestre que la ama, y sólo lo puede hacer si olvidan que sus familias están en continua rivalidad. Así que deciden casarse al día siguiente y olvidar todo lo demás.

Tercera escena -Romeo va a ver a Fray Lorenzo a la madrugada, para que éste les case. Al principio Romeo no sabe si decirle quién es su amada, porque el fraile cree que todavía estaba enamorado de la tal Rosalía. Finalmente el fraile acepta, y los casará esa misma tarde.

Cuarta escena- Benvolio y Mercutio preguntándose el paradero de Romeo, cuando de repente entra él. Al poco tiempo se ven venir a la Nodriza y a su hombre Pedro. La Nodriza y Romeo hablan del compromiso con Julieta, y la Nodriza le pide que la cuide bien, y afirma que Romeo se ve buen hombre para ella. Romeo le comunica la hora de la boda, para que se la diga a Julieta.

Quinta escena– Julieta está desesperada porque la Nodriza se está retrasando. Al momento llega, y tras quejarse de su edad y sus dolores, le comunica a Julieta la hora de la boda y todo lo que había hablado con Romeo.

Sexta escena– Romeo llega a la Iglesia para boda, y Fray Lorenzo le da el consejo de que espere un poco mas, que puede que sea un poco arriesgado. Llega Julieta y el fraile los casa.

Fragmento:                               

Julieta- ¡Oh Romeo, Romeo! ¡Si otro fuese tu nombre!

               ¡Reniega de él! ¡Reniega de tu padre!

             O jura al menos que me amas,

                y dejaré de ser yo Capuleto.

Romeo- ¿Debo escuchar aún, o hablarte ahora?

Julieta-  Sólo tu nombre es mi enemigo. Tú

               eres tú mismo, seas Montesco o no.

              ¿Qué es Montesco? La mano no, ni el pie,

              ni el brazo ni la cara ni cualquier otra parte

              de un mancebo. ¡Si otro fuese tu nombre!

              ¿En un nombre qué hay? Lo que llamamos rosa

              aun con otro nombre mantendría el perfume;

              de ese modo Romeo, aunque Romeo nunca se llamase,

                conservaría la misma perfección, la misma,

                sin ese título. Romeo, dile adiós a tu nombre,

                pues que no forma parte de ti; y, a cambio de ese nombre,

                tómame a mí, todo mi ser.

Romeo-  Te tomo la palabra.

                Llámame sólo “amor”, será un nuevo bautismo.

                De ahora en adelante, ya no seré Romeo.

 

ACTO III

 

Escena I

Mercutio y Benvolio se enfrentan con Tybalt. Mercutio y este empuñan sus espadas, Romeo intenta separarlos pero es inútil. Tylbalt hiere de muerte a  Mercutio y Romeo ciego por la ira al ver el cuerpo de su amigo en el suelo mata a Tylbat y huye.

Los Capuleto al ver el cuerpo de su sobrino Tylbat y al conocer quien ha sido su asesino llaman al Príncipe y este condena a Romeo con el exilio.

Escena II

La nodriza informa a Julieta del asesinato de su primo Tybalt y le dice que ha sido Romeo el causante y que el castigo puesto por el rey será el exilio. Julieta se lamenta junto a su nodriza y la nodriza sale a buscar a Romeo para que pasa su última noche con Julieta antes del exilio.

Escena III

Mientas tanto, Romeo se ha refugiado en la celda de Fray Lorenzo y este le ha informado de que el rey ha sido condescendiente con él y le ha perdonado la muerte, pero será exiliado. Romeo se lamenta ya que prefiere la muerte a estar lejos de su amada Julieta. La nodriza llega a la celda e informa a Romeo de que Julieta lo espera en su cuarto; él recobra la esperanza y sale de la celda para despedirse de Julieta.

Escena IV

Mientas Romeo va de camino a casa de Julieta, Capuleto le promete a Paris la mano de su hija sin dudar que esta aceptara cualquier orden que él le imponga.

Escena V

Romeo y Julieta se despiden en el balcón después de haber consumado su matrimonio por primera vez pero al oír que lady Capuleto estaba entrando en su cuarto Romeo se marchar a toda prisa. Lady Capuleto informa a Julieta de su casamiento con Paris el jueves de esa semana, ella se niega y su padre, al saber esto, la insultara y maltratará psicológicamente. Al final Julieta obedece a su padre y acepta su casamiento con Paris.

 

 

ACTO IV

                                               Acto IV de Romeo y Julieta

  1. 1.      División del acto.

Escena I: Celda de Fray Lorenzo.

Escena II: Sala en casa de Capuleto

Escena III: Habitación de Julieta

Escena IV: Sala en casa de Capuleto

Escena V: Habitación de Julieta

  1. 2.      Resumen del acto.

Capuleto pretende casar a su hija, Julieta, con el Conde Paris. Julieta va a la celda de Fray Lorenzo  para pedirle ayuda y este le da una pócima que la hará  parecer muerta y así evitara el matrimonio con el conde. Según el fraile Julieta debe llegar a su casa y aceptar el matrimonio con el conde, la noche de antes de la boda debe beberse la poción, pasada las 42 horas Romeo y el irán a sacarla del ataúd. Así lo hizo Julieta, fue a su casa y se disculpó  con su padre y acepto el matrimonio, Capuleto tan contento con la noticia adelante la boda para el miércoles, es decir, para mañana siguiente. Todo va según lo planeado, a la mañana siguiente cuando el ama entra en la habitación de Julieta se la encuentra muerta.

  1. 3.      Fragmento seleccionado.

Monólogo de Julieta antes de tomarse la pócima que le dio Fray Lorenzo.

 

ACTO V.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario

3.3.- Primeras ediciones y primeras fechas de representación.

a) Fecha de composición:

Se desconoce la fecha exacta en que Shakespeare comenzó a escribirla.

Desde un punto de vista estilístico, las semejanzas de Romeo y Julieta con El sueño de una noche de verano, así como con otras obras de entre 1594 y 1595, inciden en la posibilidad de que pudiese haber sido escrita entre 1591 y 1595.

La aparición de una primera edición en 1597 respalda la hipótesis de que 1596 es la última fecha posible para la composición de Romeo y Julieta.

b) Primeras ediciones.

La primera edición de Romeo y Julieta es de 1597. Ha sido catalogada como una mala versión. Una reconstrucción a partir de los recuerdos imperfectos de uno o dos actores.

La segunda edición fue publicada en 1599  incluye unos 800 versos más que la anterior. Presenta un texto más completo y fiable que su predecesor. Esta versión fue reeditada a lo largo del siglo XVII. Por lo demás, es el texto que se sigue en las ediciones modernas.

En 1623 apareció en la recopilación conocida como Primer Folio, con algunas correcciones

            c) Primeras escenificaciones

Se desconoce cuándo se realizó su primera escenificación; En la primera edición de 1597 se dice que: “ha sido teatralizada públicamente [y con muchos aplausos]”, deduciendo entonces que ya se había puesto en escena desde antes de que fuese publicado el texto.

No obstante, se sabe con certeza que la compañía teatral Lord Chamberlain’s Men  a la que pertenecía el propio Shakespeare fue la primera en escenificarla.

Algunas curiosidades: un joven asumió por primera ocasión el rol de Julieta. El hecho de que un hombre interpretara a un personaje femenino se debe a que por entonces las leyes prohibían que las mujeres actuaran en el teatro

En 1604 se estrenó una versión en otro país, en Alemania. Es una de las primeras obras de Shakespeare en haber sido escenificada fuera del territorio inglés.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario

3.2.- Fuentes y antecedentes

a) Antecedentes clásicos: relatos trágicos sobre el amor.

Ejemplo más claro: la leyenda de Píramo y Tisbe que nos cuenta Ovidio en su   Metamorfosis.

Posee algunas similitudes con la tragedia de Shakespeare —las dos tramas se enfocan en los desacuerdos existentes entre los padres de los jóvenes enamorados y la falsa creencia por parte de Píramo de que su amada, Tisbe, estaba muerta—.

 

b) Antecedentes cercanos al autor.

– Algunos poemas mitológicos de Christopher Marlowe, como Hero y Leandro. Se redactaron durante la época en que Shakespeare comenzó a escribir Romeo y Julieta. Dichas obras son consideradas como influencia indirecta de ésta última, pudiendo ser las responsables de la atmósfera de esta historia de “amor trágico”.

–  Arthur Brooke, quien partió de una versión francesa para crear su poema, The Tragical History of Romeus and Juliet. Tiene gran influencia en la obra de Shakespeare, quien lo que hace es dramatizar el poema

–  Colección de cuentos de William Painter, Palace of Pleasure, de 1567. Donde aparece una historia de Romeo y Julieta.  En esa época, había una intensa fascinación por las novelas italianas —los cuentos italianos se habían vuelto muy populares entre los guionistas y actores de teatro—. Shakespeare redactó una serie de novelas provenientes de relatos italianos, entre ellas El mercader de Venecia, Mucho ruido y pocas nueces, A buen fin no hay mal tiempo y Medida por medida.

Tanto el poema de Arthur Brooke como la versión que aparece en la colección de Painter, provienen de versiones anteriores que arrancan en el siglo XV, con uno de los cuentos aparecidos en Il Novelino.

En este cuento de finales del siglo XV ya existen algunos de sus elementos narrativos: la boda secreta, el fraile bondadoso, el exilio de Mariotto, el matrimonio forzado de Gianozza, el veneno y el importante mensaje que nunca llega a su destinatario. No obstante, cuenta con grandes diferencias hacia el final del relato: Mariotto es capturado y decapitado, mientras que Gianozza muere de tristeza.[]

Luigi da Porto adaptó Il Novellino en una nueva edición titulada Giulietta e Romeo, lanzada en 1530. Da Porto incluye la mayoría de los elementos característicos de Romeo y Julieta, citando entre ellos a los nombres de los protagonistas y los de las familias rivales, así como la sede de la tragedia en Verona. Además, Da Porto introdujo a los personajes originales de Mercucio, Teobaldo y el conde Paris, a los cuales Shakespeare acabó desarrollando.

Habrá más versiones, como la de Matteo Bandello. Su adaptación opta por ahondar en la depresión de Romeo al comienzo de la novela original de Da Porto, al igual que en la rivalidad de los Montesco y los Capuleto; él fue quien introdujo por primera vez a la nodriza de Julieta y a Benvolio.

Cinco años después, en 1559, su historia se tradujo al francés. Y de aquí partirá el poema de Arthur Brooke.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario

3.9.- Romeo y Julieta en la cultura occidental

 

 3.9.- Romeo y Julieta y su influencia en la cultura occidental.

Su composición y trama ha tenido una profunda influencia en la cultura y arte occidental.

Romeo y Julieta es una de las obras más escenificadas de Shakespeare. Ya lo fue en la época del autor. Asimismo, sus numerosas adaptaciones han pasado a convertirla en una de sus historias más famosas y perdurables.

De las miles de obras y personajes que pueblan la Literatura occidental muy pocos logran convertirse en mitos, traspasar fronteras y ser conocidos por todas las capas de la sociedad. Al mismo nivel que Don Juan, el Quijote o la Celestina, Romeo es utilizado tanto en la lengua inglesa como en la castellana, como sinónimo de enamorado.

De las obras de Shakespeare, es la que más ha generado variaciones, ya sean trabajos producidos en versos narrativos o en prosa, pinturas, dramas, óperas y composiciones corales, orquestales y de ballet, así como distintas versiones para cine y televisión.

Para destacar la influencia en nuestra cultura quizá sea significativo constatar que más de 576,000 entradas en el Google hablan sobre “Romeo y Julieta”.

Hagamos ahora un breve repaso por la influencia de esta obra en los distintos ámbitos de la cultura:

Música

Grandes compositores ya clásicos como Héctor Berlioz o Chaikowski han creado obras centradas en la obra de Romeo y Julieta. Este último es el creador de la famosa melodía conocida como “tema de amor”.

Ya en la segunda mitad del siglo XX el compositor de bandas sonoras, Nino Rota, compuso su propia banda sonora para una película de título homónimo.

http://www.youtube.com/watch?v=FH80HYvYE2g

Romeo y Julieta también ha influido en varias producciones de jazz, entre las cuales sobresalen la interpretación de Peggy Lee, “Fever”, en 1956, y la melodía “The Star-Crossed Lovers” del compositor Duke Ellington.

Asimismo, la obra ha inspirado a diversos exponentes de la música popular. Entre ellos se encuentran The Supremes, Bruce Springsteen, Tom Waits y Lou Reed. No obstante, la pista más famosa del conjunto es el tema “Romeo and Juliet” de la banda de rock Dire Straits.

http://www.youtube.com/watch?v=WoQQmVS3Ubk&feature=related

Inspiró de igual modo uno de los musicales de teatro más famosos: West Side Story, musicalizado por Leonard Bernstein, y adaptado exitosamente en una película. La versión cinematográfica trasladó los sucesos del musical a una ciudad de Nueva York de mediados del siglo XX, mientras que las familias rivalizadas se convirtieron en pandillas.

En cuanto al ballet y la ópera:

Al menos unas veinticuatro óperas se han basado en Romeo y Julieta. La más antigua, Romeo und Julie, apareció en 1776. Siguen en mayor o menor medida la historia Shakesperiana.

Ballet.

La versión más conocida para ballet corrió a cargo de Sergéi Prokófiev.

Arte

De la misma manera, la obra ha sido ilustrada en innumerables ocasiones.

Cine y televisión

En la historia del cine se la considera como la tragedia más adaptada de todos los tiempos. Se sabe que la versión original de Shakespeare se filmó por primera vez en la era del cine mudo por Georges Méliès, aunque la película no ha conservado.

Las producciones cinematográficas más famosas son el filme de 1936 (nominado a cuatro premios Óscar) y dirigido por George Cukor, la versión de 1968 del director Franco Zeffirelli y Romeo + Julieta de Baz Luhrmann. En su época, estas dos últimas se convirtieron en las cintas basadas en el legado de Shakespeare más exitosas de la industria.

La película de Cukor que no recibió una entusiasta recepción durante su exhibición, fue criticada entre otras cosas por la considerable edad de sus protagonistas

Lo más destacado de la película de Franco Zeffirelli fue la edad de los protagonistas, de dieciocho años y quince años, que sí correspondían a la edad de los personajes de la obra originaria. La obra generó cierta controversia por las tomas de los protagonistas desnudos en la escena de luna de miel puesto que la actriz que interpretaba a Julieta era menor de edad en aquel entonces.

Romeo + Julieta (1996), junto a su banda sonora, a los actores protagonistas (Leonardo Di Caprio y Claire Danes) tuvo un gran éxito de público. Un poco menos “oscura” que la versión de Zeffirelli, esta adaptación se sitúa en una “sociedad grosera, violenta y superficial”.

No debemos olvidar la oscarizada Shakespeare in love, estrenada en 1998. En la trama se ficciona cómo desarrolló Shakespeare su tragedia del amor prohibido. También es importante la reconstrucción del ambiente del teatro isabelino.

diciembre 3, 2009 Posted by | Shakespeare | Deja un comentario