Literatura Universal

IES "El Tablero"

LA BIBLIA

LA BIBLIA.

Jes%C3%BAs+(bizantino+1)

Hay muchas páginas donde puedeS leer de forma íntegra la Biblia, por ejemplo:

http://es.catholic.net/biblia/

                                  

La Biblia (del griego «τα βιβλία», “los libros”), es el conjunto de libros canónicos del judaísmo y el cristianismo. El pueblo judío identifica a la Biblia con el Antiguo Testamento cristiano (no consintiéndose bajo ningún concepto el término Antiguo Testamento) y no acepta la validez del llamado Nuevo Testamento,

 

Según las religiones judía y cristiana, la Biblia transmite la palabra de Dios, es la palabra de Dios por ser indudable para éstos su inspiración divina. Es un libro eminentemente espiritual y habla sobre la historia de la humanidad, su creación, su caída en el pecado y su salvación, que expone cómo el Dios creador se ha relacionado, se relaciona y se relacionará con el ser humano. De igual forma, la Biblia expone los atributos y el carácter de Dios. Para los creyentes, la Biblia es la principal fuente de fe y doctrina.

            La Biblia es una compilación de textos que en un principio eran documentos separados (llamados “libros”), escritos primero en hebreo y  arameo (Antiguo Testamento) y griego (Nuevo Testamento) durante un dilatado periodo de tiempo, aproximadamente 1000 años (900 a. C. – 100 d. C.). Es el libro con mayor difusión de la historia de la Humanidad; se encuentra traducida a más de 2.000 idiomas.

 

El canon católico romano de la Biblia que conocemos hoy fue sancionado por primera vez en el Concilio de Hipona en el año 393 de nuestra era, por la Iglesia Católica. Dicho canon de 73 libros (46 pertenecientes al llamado Antiguo Testamento, incluyendo 7 libros llamados actualmente Deuterocanónicos, que no son reconocidos por el canon judío ni valorados como canónicos por el protestantismo) y 27 al Nuevo Testamento) fue ratificado en el Concilio de Cartago en el año 397, y luego nuevamente confirmado por decreto en el  Concilio de Trento, en 1546.

 

El Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento es la colección de libros escritos antes de la vida de Jesús, pero aceptada por los cristianos como parte de la Sagrada Escritura. En términos generales, es la misma que la Biblia hebrea; algunas diferencias en el ordenamiento de los libros y en la inclusión o no de algunos de ellos separan la versión empleada por los judíos con la versión de la Iglesia Católica, que proviene de la Vulgata, traducida al latín a partir de una traducción griega precedente, la llamada Septuaginta.

La denominación de Antiguo Testamento (que presupone la existencia de un Nuevo Testamento) es privativa de los cristianos.

Los judíos dividen los libros del Antiguo Testamento en tres grupos: Torá (ley), Nebiim (profetas) y Ketubim (escritos)

 

La división habitual:

Pentateuco

Aunque predomina lo histórico, también existe una extensa y minuciosa exposición de las normas legislativas.

Génesis: El libro del Génesis relata entre otros: la historia de la creación del mundo, el relato de Adán y Eva en el jardín del Edén, el castigo de éstos por comer del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal, la historia de sus dos primeros hijos: Caín y Abel, la aparición de tribus y razas y el desarrollo de los pueblos, la historia de la Torre de Babel, la narración del diluvio…

Éxodo: Los principales hechos del libro giran alrededor de la partida de los esclavos Hebreos de Egipto, bajo el liderazgo de Moisés (La opresión de los israelitas).

Levítico: Este libro trata los temas de las leyes referidas a los sacrificios, la consagración de los sacerdotes y las leyes referidas a la pureza y santidad.

Números: Este libro trata los temas del Sinaí, el desierto de Qades-Barnea y los llanos de Moab.

Deuteronomio: Este libro relata lo que sucedió desde la entrega de las Tablas de la Ley hasta la llegada a los llanos del Moab.

 

LIBROS HISTÓRICOS

Se denomina Libros Históricos de la Biblia a una amplia colección de textos ubicada a continuación del Pentateuco y seguida por los Libros sapienciales. Aunque los cinco primeros libros del Antiguo Testamento (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio) son, técnicamente, también libros históricos, por su importancia histórica, legal y religiosa se les ha otorgado una categoría especial: Pentateuco para los cristianos (Torá, “la Ley” para el pueblo hebreo).

 

Los libros históricos cuentan la historia de la Humanidad y el pueblo judío desde la muerte de Moisés hasta la rebelión macabea contra el helenismo. En líneas generales, podemos decir que abarcan el período comprendido entre 1240 a. C. y 473 a. C. (unos doce siglos).

La mayoría están escritos en hebreo.

 

LIBROS PROFÉTICOS

Escritos bíblicos atribuidos a los profetas, es decir, a hombres inspirados por Dios para hablar en Su nombre y transmitir al pueblo sus enseñanzas.

Profetas mayores

 

LIBROS SAPIENCIALES

Se trata de una nueva forma de elaborar las enseñanzas con una estética muy desarrollada y un estilo particular; es por ello que la mejor manera de definirlos sería diciendo que se trata de poemas didácticos o de enseñanzas poéticas.

Los “sabios” son la clase de hombres que en la literatura sapiencial han reemplazado a los profetas, que ya habían desaparecido. Probablemente miembros de la casta sacerdotal hebrea, son los encargados de enseñar el camino a seguir y de convertirse en maestros de la conducta y la moral. Ellos son los autores y los protagonistas de los Libros Sapienciales, y el espectro de sus intereses es amplísimo: desde las grandes cuestiones morales como en Job o las preguntas acerca del sentido de la existencia (el Eclesiastés) hasta los grandes cantos de alabanza a Dios, pasando por los clamores eróticos. Como se ve, nada les es ajeno.

Los libros que pertenecen a este grupo serían:

Job: Este libro trata de Job un hombre religioso, bueno y justo, a quien Dios permite que Satanás someta a numerosas y espantosas pruebas.

Salmos: Este libro solo tiene salmos y oraciones.

Proverbios: son las enseñanzas de la filosofía teológica que enseñan al hombre a ser como los sabios y a vivir en consecuencia.

Eclesiastés: Este es el libro del hombre razonando acerca de la vida. Aquí tenemos la mayor altura que él puede alcanzar con su conocimiento de que hay un Dios santo y que un día Él traerá todo a juicio.

El Cantar de los Cantares: Trata de dos amantes que han sido obligados a separarse. Para muchos exégetas de la Biblia se trata de una metáfora de la relación establecida entre pueblo de Israel y su Dios.

Sabiduría: Este libro se dirige a los hermanos de su autor alertándolos sobre la ruina a los que los conducirán la idolatría y el ateísmo si se dejasen seducir por ellos.

Eclesiástico: El libro está dirigido a los judíos piadosos que quieran vivir la vida según la Ley, sin olvidar a los paganos que quieran saber lo que les espera al convertirse en buenos judíos.

 

 

            EL NUEVO TESTAMENTO

El Nuevo Testamento es una colección de 27 libros, dividido en cuatro Evangelios, uno histórico (Hechos de los Apóstoles), las Cartas a iglesias cristianas por Pablo y otros apóstoles, y el Apocalipsis de San Juan, el último libro de la Biblia.

El Nuevo Testamento fue escrito en lengua griega koiné. Se cree que fueron escritos aproximadamente entre 35 y 60 años después de la muerte de Jesús de Nazaret.

En él se cita con frecuencia al Antiguo Testamento de la versión de los Setenta, traducción al griego del Antiguo Testamento realizada en Alejandría en el siglo III a. C.

La figura protagonista es Jesús de Nazaret, llamado Cristo. Casi todos los cristianos, con algunas excepciones, han venido asumiendo el Nuevo Testamento como un texto sagrado divinamente inspirado.

Las versiones más antiguas de textos del Nuevo Testamento que se conservan están escritas en el griego denominado koiné, una variedad de la lengua griega que se extendió por las tierras del Mediterráneo Oriental en época romana. La mayoría de los especialistas cree que éste fue el idioma en que originalmente se redactaron, aunque algunos libros puedan haberse escrito primero en idioma hebreo o arameo, la lengua hablada por Jesús y su entorno. Sin embargo, no existen manuscritos antiguos del Nuevo Testamento escritos en hebreo ni tampoco en arameo.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: