Literatura Universal

IES "El Tablero"

Fragmentos de la Biblia

Cantar de los Cantares

3:1 Por las noches busqué en mi lecho al que ama mi alma;

Lo busqué, y no lo hallé.

3:2 Y dije: Me levantaré ahora, y rodearé por la ciudad;

Por las calles y por las plazas

Buscaré al que ama mi alma;

Lo busqué, y no lo hallé.

3:3 Me hallaron los guardas que rondan la ciudad,

Y les dije: ¿Habéis visto al que ama mi alma?

3:4 Apenas hube pasado de ellos un poco,

Hallé luego al que ama mi alma;

Lo así, y no lo dejé,

Hasta que lo metí en casa de mi madre,

Y en la cámara de la que me dio a luz.

 

3:5 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén,

Por los corzos y por las ciervas del campo,

Que no despertéis ni hagáis velar al amor,

Hasta que quiera.

 _______________________

 

Capítulo 5

 5:1 Yo vine a mi huerto, oh hermana, esposa mía;

He recogido mi mirra y mis aromas;

He comido mi panal y mi miel,

Mi vino y mi leche he bebido.

Comed, amigos; bebed en abundancia, oh amados. 

 

El tormento de la separación

 

5:2 Yo dormía, pero mi corazón velaba.

Es la voz de mi amado que llama:

“Ábreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, perfecta mía,

Porque mi cabeza está llena de rocío,

Mis cabellos de las gotas de la noche”.

 

5:3 Me he desnudado de mi ropa; ¿cómo me he de vestir?

He lavado mis pies; ¿cómo los he de ensuciar?

5:4 Mi amado metió su mano por la ventanilla,

Y mi corazón se conmovió dentro de mí.

5:5 Yo me levanté para abrir a mi amado,

Y mis manos gotearon mirra,

Y mis dedos mirra, que corría

Sobre la manecilla del cerrojo.

5:6 Abrí yo a mi amado;

Pero mi amado se había ido, había ya pasado;

Y tras su hablar salió mi alma.

Lo busqué, y no lo hallé;

Lo llamé, y no me respondió.

5:7 Me hallaron los guardas que rondan la ciudad;

Me golpearon, me hirieron;

Me quitaron mi manto de encima los guardas de los muros.

5:8 Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si halláis a mi amado,

Que le hagáis saber que estoy enferma de amor. 

 

ACTIVIDADES:

A) Relación con el anterior fragmento analizado en clase, tanto  en el contenido como en la forma.

_________________________________________

 

La esposa alaba al esposo 

5:9 ¿Qué es tu amado más que otro amado,

Oh, la más hermosa de todas las mujeres?

¿Qué es tu amado más que otro amado,

Que así nos conjuras?

5:10 Mi amado es blanco y rubio,

Señalado entre diez mil.

5:11 Su cabeza como oro finísimo;

Sus cabellos crespos, negros como el cuervo.

5:12 Sus ojos, como palomas junto a los arroyos de las aguas,

Que se lavan con leche, y a la perfección colocados.

5:13 Sus mejillas, como una era de especias aromáticas, como fragantes flores;

Sus labios, como lirios que destilan mirra fragante.

5:14 Sus manos, como anillos de oro engastados de jacintos;

Su cuerpo, como claro marfil cubierto de zafiros.

5:15 Sus piernas, como columnas de mármol fundadas sobre basas de oro fino;

Su aspecto como el Líbano, escogido como los cedros.

5:16 Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable.

Tal es mi amado, tal es mi amigo,

Oh, doncellas de Jerusalén. 

 

ACTIVIDADES.

A) Comenta los rasgos más sobresalientes de esta descripción, tanto en su contenido como en su forma.

_________________________________

 

Capítulo 6

Mutuo encanto del esposo y de la esposa 

 6:1 ¿A dónde se ha ido tu amado, oh la más hermosa de todas las mujeres?

¿A dónde se apartó tu amado,

Y lo buscaremos contigo?

6:2 Mi amado descendió a su huerto, a las eras de las especias,

Para apacentar en los huertos, y para recoger los lirios.

6:3 Yo soy de mi amado, y mi amado es mío;

El apacienta entre los lirios.

6:4 Hermosa eres tú, oh amiga mía, como Tirsa;

De desear, como Jerusalén;

Imponente como ejércitos en orden.

6:5 Aparta tus ojos de delante de mí,

Porque ellos me vencieron.

Tu cabello es como manada de cabras

Que se recuestan en las laderas de Galaad.

6:6 Tus dientes, como manadas de ovejas que suben del lavadero,

Todas con crías gemelas,

Y estéril no hay entre ellas.

6:7 Como cachos de granada son tus mejillas

Detrás de tu velo.

6:8 Sesenta son las reinas, y ochenta las concubinas,

Y las doncellas sin número;

6:9 Mas una es la paloma mía, la perfecta mía;

Es la única de su madre,

La escogida de la que la dio a luz.

La vieron las doncellas, y la llamaron bienaventurada;

Las reinas y las concubinas, y la alabaron.

6:10 ¿Quién es ésta que se muestra como el alba,

Hermosa como la luna,

Esclarecida como el sol,

Imponente como ejércitos en orden?

 ACTIVIDADES.

A) Analiza ahora esta descripción de la amada y comenta diferencias que observes con la descripción del amado.

____________________________________

 

ECLESIASTÉS

 1 Palabras del Predicador,[a] hijo de David, rey en Jerusalén.

2 «Vanidad de vanidades[b]–dijo el Predicador–;

    vanidad de vanidades, todo es vanidad».[c]

 3 ¿Qué provecho[d] obtiene el hombre

    de todo el trabajo con que se afana debajo del sol?[e]

 4 Generación va y generación viene,

    pero la tierra siempre permanece.[f]

 5 Sale el sol y se pone el sol,

    y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.

 6 El viento sopla hacia el sur,

    luego gira hacia el norte; y girando sin cesar,

    de nuevo vuelve el viento a sus giros.

 7 Todos los ríos van al mar,

    pero el mar no se llena.

    Al lugar de donde los ríos vinieron,

    allí vuelven para correr de nuevo.

 8 Todas las cosas son fatigosas,

    más de lo que el hombre puede expresar.

    Nunca se sacia el ojo de ver

    ni el oído de oír.

 9 ¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será.

    ¿Qué es lo que ha sido hecho?

    Lo mismo que se hará,

    pues nada hay nuevo debajo del sol.

 10 ¿Acaso hay algo de que se pueda decir:

    «He aquí esto es nuevo»?

    Ya aconteció en los siglos que nos han precedido.

 11 No queda memoria de lo que precedió,

    ni tampoco de lo que ha de suceder

    quedará memoria en los que vengan después.

ACTIVIDADES.

A) Tipología textual.

B) Tesis y argumentos.

___________________________

 

Números

Capítulo 30

Ley de los votos 

30:1 Habló Moisés a los príncipes de las tribus de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado.

30:2 Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca.  

30:3 Mas la mujer, cuando hiciere voto a Jehová, y se ligare con obligación en casa de su padre, en su juventud;

30:4 si su padre oyere su voto, y la obligación con que ligó su alma, y su padre callare a ello, todos los votos de ella serán firmes, y toda obligación con que hubiere ligado su alma, firme será.

30:5 Mas si su padre le vedare el día que oyere todos sus votos y sus obligaciones con que ella hubiere ligado su alma, no serán firmes; y Jehová la perdonará, por cuanto su padre se lo vedó.

30:6 Pero si fuere casada e hiciere votos, o pronunciare de sus labios cosa con que obligue su alma;

30:7 si su marido lo oyere, y cuando lo oyere callare a ello, los votos de ella serán firmes, y la obligación con que ligó su alma, firme será.

30:8 Pero si cuando su marido lo oyó, le vedó, entonces el voto que ella hizo, y lo que pronunció de sus labios con que ligó su alma, será nulo; y Jehová la perdonará.

30:9 Pero todo voto de viuda o repudiada, con que ligare su alma, será firme.

30:10 Y si hubiere hecho voto en casa de su marido, y hubiere ligado su alma con obligación de juramento,

30:11 si su marido oyó, y calló a ello y no le vedó, entonces todos sus votos serán firmes, y toda obligación con que hubiere ligado su alma, firme será.

30:12 Mas si su marido los anuló el día que los oyó, todo lo que salió de sus labios cuanto a sus votos, y cuanto a la obligación de su alma, será nulo; su marido los anuló, y Jehová la perdonará.

30:13 Todo voto, y todo juramento obligándose a afligir el alma, su marido lo confirmará, o su marido lo anulará.

30:14 Pero si su marido callare a ello de día en día, entonces confirmó todos sus votos, y todas las obligaciones que están sobre ella; los confirmó, por cuanto calló a ello el día que lo oyó.

30:15 Mas si los anulare después de haberlos oído, entonces él llevará el pecado de ella.

30:16 Estas son las ordenanzas que Jehová mandó a Moisés entre el varón y su mujer, y entre el padre y su hija durante su juventud en casa de su padre.

 

ACTIVIDADES.

A) ¿A qué otro texto leído en clase te recuerda este framento del libro de los Números?

b) Diferencias y semejanzas.

c) Opinión personal. Trata de relacionarla, por ejemplo, con la violencia de género actual y pasada; o con otras realidades actuales.

_____________________________________

 

ACTIVIDADES.

A) En el siguiente texto se aborda un tema muy actual: los problemas de autoridad que se están dando en nuestra sociedad, ¿qué te parece la solución propuesta?

Deuteronomio

21:18 Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere;

21:19 entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva;

21:20 y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho.

21:21 Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.

__________________________

  

Leyes sobre la castidad 

22:13 Cuando alguno tomare mujer, y después de haberse llegado a ella la aborreciere,

22:14 y le atribuyere faltas que den que hablar, y dijere: A esta mujer tomé, y me llegué a ella, y no la hallé virgen;

22:15 entonces el padre de la joven y su madre tomarán y sacarán las señales de la virginidad de la doncella a los ancianos de la ciudad, en la puerta;

22:16 y dirá el padre de la joven a los ancianos: Yo di mi hija a este hombre por mujer, y él la aborrece;

22:17 y he aquí, él le atribuye faltas que dan que hablar, diciendo: No he hallado virgen a tu hija; pero ved aquí las señales de la virginidad de mi hija. Y extenderán la vestidura delante de los ancianos de la ciudad.

22:18 Entonces los ancianos de la ciudad tomarán al hombre y lo castigarán;

22:19 y le multarán en cien piezas de plata, las cuales darán al padre de la joven, por cuanto esparció mala fama sobre una virgen de Israel; y la tendrá por mujer, y no podrá despedirla en todos sus días.

22:20 Mas si resultare ser verdad que no se halló virginidad en la joven,

22:21 entonces la sacarán a la puerta de la casa de su padre, y la apedrearán los hombres de su ciudad, y morirá, por cuanto hizo vileza en Israel fornicando en casa de su padre; así quitarás el mal de en medio de ti.

22:22 Si fuere sorprendido alguno acostado con una mujer casada con marido, ambos morirán, el hombre que se acostó con la mujer, y la mujer también; así quitarás el mal de Israel.

22:23 Si hubiere una muchacha virgen desposada con alguno, y alguno la hallare en la ciudad, y se acostare con ella;

22:24 entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad, y los apedrearéis, y morirán; la joven porque no dio voces en la ciudad, y el hombre porque humilló a la mujer de su prójimo; así quitarás el mal de en medio de ti.

22:25 Mas si un hombre hallare en el campo a la joven desposada, y la forzare aquel hombre, acostándose con ella, morirá solamente el hombre que se acostó con ella;

22:26 mas a la joven no le harás nada; no hay en ella culpa de muerte; pues como cuando alguno se levanta contra su prójimo y le quita la vida, así es en este caso.

22:27 Porque él la halló en el campo; dio voces la joven desposada, y no hubo quien la librase.

22:28 Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos;

22:29 entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días.

22:30 Ninguno tomará la mujer de su padre, ni profanará el lecho de su padre.

 

ACTIVIDADES.

A) Opinión personal.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: